Metabolic Works //

La base de una empresa exitosa son las personas que trabajan en ella y su cultura organizacional. Los trabajadores en un ambiente de apoyo se sienten mejor y más saludables, lo cual a su vez lleva a un menor ausentismo, una mayor motivación, mayor productividad, mejor reclutamiento, menor rotación, una imagen positiva y una responsabilidad social corporativa consistente.


Algunos estudios sobre promoción de la salud en el lugar de trabajo en Europa han mostrado que cada euro gastado tiene un retorno sobre la inversión de entre 2.5 y 4.8 euros, reflejados en la reducción de los costos por ausentismo (BKK BV y HVBG, 1996).

    "En conclusión, los resultados confirman que la obesidad, especialmente la severa y mórbida, tiene un efecto muy significativo en el aumento en los costos en salud y en el ausentismo laboral por efecto directo y asociado a las comorbilidades que la acompañan. Con estos antecedentes, las medidas de prevención y tratamiento de la obesidad pueden ser analizadas en sus relaciones costo-efectividad y costo-beneficio para mejorar la salud de las personas y su productividad laboral" [sic]

Los programas de promoción de la salud en el lugar de trabajo son una inversión efectiva. Pueden potenciar y extender los programas existentes de seguridad y salud en el trabajo ya que, al mantener a los trabajadores en forma y saludables, permiten conservar su capacidad de trabajar y de seguir siendo miembros activos y productivos de la sociedad. Al mismo tiempo contribuyen al bienestar de los trabajadores y sus empresas por medio de prácticas laborales más eficientes y más rentables.

Fuente: Zárate, A. et al. 2009 “Influencia de la obesidad en los costos en salud y en el ausentismo laboral de causa médica en una cohorte de trabajadores”, en Revista Médica de Chile, vol. 137, núm. 3, págs. 337-344.